Seleccionar página
Nuestra aventura empezó hace un par de años, siendo 3 diseñadores en un equipo de 60 personas. El vínculo que nos unía era la misión de mejorar la relación entre las personas y la salud, empezando por el seguro médico. El ámbito de la salud no es nada fácil, es un ecosistema en el que existen muchas partes interesadas con opiniones relevantes muy distintas. Es por ello que en Alan tenemos que hacer elecciones estratégicas constantemente con el objetivo de convertirnos en la principal plataforma de salud europea. Es todo un reto, ¡y por eso es ambicioso!

Estamos convencidos que para llevar a cabo estas decisiones estratégicas, es imprescindible entender bien el entorno y las personas a las que nos dirigimos.

Para ello existen dos enfoques:

  • Cuantitativo: recogemos y analizamos datos, el trabajo de nuestro equipo de Data.
  • Cualitativo: observamos la información que no es digital, como las motivaciones o las opiniones de los usuarios. 

Nuestro equipo ya ha entendido lo importante que es hablar con los usuarios, por eso conseguimos lanzar un nuevo plan de seguro médico en 9 meses. Sin embargo, solo teníamos una ligera idea de lo que significaba el User Research llevado a la práctica, y por lo tanto, de cómo identificar y contratar a la persona adecuada.Aprovechamos esta oportunidad para compartir nuestra experiencia con vosotros.

Definir el perfil 

Teniendo en cuenta los objetivos de la empresa, hemos creado una lista de aquellos temas en los que nos gustaría tener más conocimiento para poder tener una idea clara de nuestra estrategia de producto:

  •  Entender los diferentes actores (stakeholders): beneficiarios (individuales, parejas y familias), responsables de pequeñas y grandes empresas (CFO, CEO, RRHH, contables, etc) y profesionales de salud (doctores, enfermeros, etc).
  • Entender la relación de estas personas con la salud: sus puntos de fricción y las necesidades y oportunidades no identificadas.
  • Aprender sobre los nuevos mercados y países donde nos estamos expandiendo.
  • Evaluar la calidad de nuestros productos: usabilidad, calidad percibida, etc.

Esta lista nos ha ayudado a poder definir la descripción del puesto de trabajo y el perfil de la persona que necesitamos que se una a nuestro equipo. También hemos tenido que tener en cuenta el entorno en el que aterrizará esta persona. Ser el primero en tener esta experiencia dentro de un equipo ya existente conlleva sus desafíos:

  • Hacerse un hueco en el equipo. 
  • Ayudar al equipo a entender los métodos y el valor del User Research.
  • Definir cómo llevarlo a la práctica para que encaje con los procesos y métodos establecidos.

Con tal de que la elección del candidato fuese un éxito para ambas partes, consideramos que un perfil senior se adaptaría mejor, y más adelante, dar la bienvenida a perfiles mas junior (en un entorno donde puedan crecer).

Conocer a los expertos

Tener un ideal está bien, pero asegurarse de que corresponda exactamente con la realidad es aún mejor. Para poder validar nuestras ideas, tuvimos que recurrir a auténticos profesionales para que nos dieran su punto de vista. Primero nos pusimos en contacto con los investigadores de nuestras propias redes y luego, la ampliamos. 

Interesante reflexión: si invitas a alguien a una cerveza y le preguntas cosas acerca de su profesión, probablemente te contestará más amablemente. Así que aprovechamos la oportunidad para hacer tantas preguntas como pudimos, como por ejemplo:

  • ¿En qué parte de la organización encaja el User Research?
  • ¿Cuáles son tus logros y dificultades en el día a día?
  • Si tuvieras que cambiar de trabajo, ¿qué cosas consideras imprescindibles?
  • ¿Cuál es el proceso de reclutamiento que sigue tu equipo para contratar a un User Research?
  • ¿Qué habilidades generales y técnicas (soft skills/hard skills) esperas?

Gracias a estas conversaciones, pudimos entender mejor la importancia que tiene el User Research, confirmando al mismo tiempo el tipo de perfil que buscábamos. También fue la oportunidad perfecta para recopilar algunas recomendaciones de candidatos hechas por personas del sector altamente cualificadas. 

Alerta Spoiler: esto acabó siendo la mejor estrategia ya que los dos User Researchers que acabaron uniéndose al equipo fueron recomendados en ese momento.

Diseñar tu propio proceso de selección

Así como el proceso de reclutamiento significa una gran inversión para la empresa, también lo es invertir el tiempo necesario en entrevistar a todos los candidatos, y esto en Alan lo sabemos. Por eso, durante el proceso de selección hacemos un gran esfuerzo para ser lo más transparentes posibles en cuanto a nuestra misión, nuestros valores, cultura y la forma en que trabajamos. El objetivo es dar la imagen más precisa posible para que el candidato pueda hacerse una idea de cómo sería unirse a nuestro equipo.

Nuestro proceso de selección tiene como objetivo evaluar tanto las competencias generales (soft skills) como las técnicas (hard skills). Es un proceso que consta de 7 pasos, 3 de los cuales consisten en poner en práctica la experiencia del candidato.

El primer paso fue definir las competencias que queríamos evaluar:

  • Definir, planificar y realizar entrevistas mediante una amplia variedad de métodos cualitativos y cuantitativos.
  • Analizar y transcribir resultados complejos en un marco comprensible y aplicable.
  • Definir y establecer la integración del User Research en los métodos y procesos de la empresa.
  • Facilitar la toma de decisiones basada en hechos.

La evaluación de estas competencias la hicimos en 3 pasos:

  • Un case study de 45 minutos donde el candidato pueda escoger el tema que quiera y presentar el contexto, los problemas y los resultados obtenidos. En este proceso están presentes un responsable y un diseñador de producto.
  • Una actividad de 90 minutos en la que el candidato defina y proponga un plan de investigación sobre un tema dado, apoyado por un analista de datos y un diseñador de producto.
  • Un día entero con el equipo en nuestras oficinas, el último paso del proceso. El candidato debe llevar a cabo un proyecto de investigación y presentar sus conclusiones al equipo.

Probar y repetir el proceso 

¡Ya tenemos el primer borrador de nuestro proceso!
Ahora toca empezar a contactar a las personas. ¿No tienes una red de User Research? ¡Desarrolla una!

  • Aprende de tus contactos: ¿tienes amigos o conocidos que hayan trabajado como User Researchers?
  • Fomenta las referencias: si un excelente candidato no está interesado, no todo está perdido porque seguramente conozca a otras personas que nos puedan resultar útiles. Atención: se trata de establecer un vínculo real, no de pedir una lista de personas.
  • Súmate a las comunidades: asociaciones, grupos de Slack, meetups sobre User Research  para encontrar a personas clave.
  • Echa un vistazo a los grandes equipos de empresas, autónomos o agencias: nunca se sabe cuándo alguien puede estar buscando una nueva aventura.

Por respeto a los candidatos y a su tiempo, desde el principio dejamos claro que el proceso de selección lo estábamos acabando de definir. En la mayoría de los casos, los participantes se sentían cómodos y actuaban sin problemas.

En cada etapa del proceso evaluamos las señales percibidas por los candidatos y les pedimos su feedback. Esto nos permitió ajustar nuestras perspectivas y las del proceso. Toda la información que hemos recibido hasta ahora ha sido muy valiosa y queremos agradecer a todos los que han formado parte. 

Contrata y piensa en el futuro

El equipo dio la bienvenida a su primer investigador en diciembre, y a principios de año se unió otro.
¿Por qué dos y no solo uno? Gracias a nuestro proceso, encontramos a dos personas que estaban deseando trabajar con nosotros. Alan es el tipo de empresa que no deja pasar las oportunidades de contratar buenos perfiles: la mayoría de las veces tenemos la flexibilidad de ir más allá de nuestras ambiciones iniciales. 

En nuestro caso, teniendo en cuenta todos los proyectos que nos esperan, dos no serán demasiados. Todavía nos falta mucho por aprender como equipo, y a partir de ahora contaremos con la opinión de nuestros investigadores para satisfacer mejor las necesidades de nuestros usuarios. 

Esperamos que este artículo y nuestra experiencia te puedan servir de ayuda si necesitas contratar personal en áreas que no conoces. Por nuestra parte, seguimos ampliando nuestro equipo de diseño, así que si quieres saber más, no dudes en escribirnos a jobs+design@alan.com